Monday, April 21, 2008

Una buena idea para que en los conciertos puedan pasar menores de 18 años



Al menos en Madrid tocan miles de grupos al año, muchos de ellos son bandas que arrasan entre el público adolescente y juvenil. El problema que se plantea es que a no ser que el concierto se celebre al aire libre o en un teatro, a los menores de edad no les dejan entrar y más de uno y de cien se han quedado en la puerta con la entrada comprada por la estúpida excusa de que sirven alcohol.
Mi hija, que tiene 17 años y medio, se ha quedado sin ver a The Kills y muchos más por este motivo. Para el concierto de The Kills llamé a la Sala Heineken y me dijeron que ni aunque fuese conmigo (que soy su padre) . Les pregunte que entonces para que traían a esas bandas que gustan tanto entre la muchachada. Pasaron de mi.

Cuando estuvimos tocando en Texas nos fuimos a tomar copas por Main Street y Elm Street (no a Freddy no lo vimos) y mi hija venía con nosotros, allí la edad para beber alcohol son los 21 años (aunque puedes llevar un bazooka con 16).
Nada más entrar a un garito, que ponían muy buena música se acercó un armario negro a nosotros y preguntó la edad de mi hija. Como le dijimos la verdad, rápidamente se echó mano al bolsillo interior de la chaqueta y sacó su..................rotulador permanente y le hizo una equis (X) en cada mano para que no pudiese pedir copas. Luego dijo; "ya si tus padres quieren pedirte una copa para tí es su responsabilidad".

Así pues, recursos hay, que los chavales quieren ver a sus bandas favoritas cuando vienen a Madrid y no pueden. Luego las discográficas se quejan que los jóvenes se lo bajan todo de la mula.

Aquí podéis ver a Florilla con sus manos tachadas.




1 comment:

Jordi Orriols said...

Muy buena idea!!!!
;-)
Saludos desde Sabadell, amigo!
Jordi