Monday, November 12, 2007

Los expertos alertan de una epidemia de hepatitis C oculta (Fuente: blog-ayuda-hepatitis-c)

La «Eurasian Harm Reduction Network» (EHRN, red euroasiática para la reducción del daño; antes «Central and Eastern European Harm Reduction Network», o CEEHRN) ha advertido de la existencia de una epidemia de hepatitis C oculta. Tan sólo entre el 10% y el 40% de los portadores del virus de la hepatitis C (VHC) tiene conocimiento de la infección, según los datos de un informe publicado por EHRN el 1 de octubre, en el Día Mundial de la Hepatitis C.

El informe recoge datos de 17 países europeos. De las cifras se desprende el bajo nivel de conocimiento de una infección que puede causar graves daños hepáticos e incluso ser mortal. No importa en qué país se mire. Esta situación se debe en parte a la falta de compromiso a escala nacional, el gran desconocimiento del VHC entre las autoridades y la sociedad en general, y la inaccesibilidad de sistemas de pruebas, información y control, según afirman en EHRN. La red pide a los responsables políticos y las autoridades sanitarias que aúnen fuerzas a nivel europeo para garantizar el diagnóstico precoz de la enfermedad y la adopción de medidas eficaces de prevención y tratamiento de la infección.

En Alemania, por ejemplo, el Instituto Robert Koch informa de unos 50 000 casos de VHC registrados en el país. Los cálculos globales, sin embargo, apuntan a 450 000 personas infectadas sin saberlo, con lo que el número de casos sería diez veces superior al anunciado. En Polonia, las autoridades sanitarias tienen conocimiento de 20 000 infectados y sospechan la existencia de otros 730 000 casos sin diagnosticar. En algunas zonas del país, las tasas de infección por VHC podrían ascender al 15% de la población. En Francia, los cálculos sugieren que están infectadas 365 000 personas. El 56% de los casos se recogió hasta 2005. El resto sigue sin diagnosticarse.

Si es cierto que entre el 20% y el 90% de los nuevos casos de VHC se ha registrado en toxicómanos por vía parenteral, también lo es que la población general está afectada. La incidencia del virus presenta una gran variación geográfica, del 0,5% detectado en el norte del continente al 2% del Mediterráneo. Los mecanismos de transmisión de la infección por VHC son:

- hacerse tatuajes o piercings;
- compartir el cepillo de dientes o la máquina de afeitar;
- haber recibido una transfusión sanguínea no controlada (antes de 1992, en la mayoría de los países);
- compartir jeringuillas o material para esnifar cocaína;
- someterse a intervención quirúrgica o dental en un país donde no se cumplen los procedimientos de esterilización de instrumentos;
- tener una herida punzante (sobre todo los trabajadores sanitarios y los profesionales de los servicios de urgencias).

Los síntomas suelen ser de tipo general: fatiga, falta de apetito, dolor muscular y articular. Puede darse incluso el caso de que el enfermo con hepatitis C crónica no presente ningún síntoma. Actualmente, no se dispone de vacuna contra la hepatitis C, pero sí de tratamientos eficaces. Además, existe posibilidad de curación.

El VHC es unas diez veces más infeccioso que el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), siendo menor la exposición por una prevalencia elevada. Cada año mueren en el mundo nada menos que 53 700 personas como consecuencia de la hepatitis C, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El informe de EHRN, sin embargo, sugiere que la mortalidad por VHC/hepatitis, incluyéndose las muertes por cáncer de hígado y cirrosis causadas por la hepatitis C, podría superar el medio millón de casos por año.

«La morbosidad y mortalidad de las infecciones por VHC crece y lo seguirá haciendo en las próximas décadas, mientras Europa no se dote del suficiente nivel de conocimiento y prueba», advierte Jeffrey Lazarus, de la OMS.

«La demora en la prevención de la infección por VHC en los quince países occidentales de la UE acarreará cada año un incremento de costes de tratamiento de unos 1 400 millones de euros adicionales», según los cálculos de EHRN.

Es necesario más compromiso de los responsables políticos, autoridades sanitarias y proveedores de asistencia para sensibilizar al público sobre el VHC y facilitar y mejorar los sistemas de diagnóstico precoz, en particular para los grupos de riesgo como son los toxicómanos por vía parenteral, afirman en EHRN. La organización reclama asimismo mejoras en los servicios diagnósticos. «La gratuidad de la prueba es esencial para evitar nuevas infecciones», aseveran los expertos.

A esto cabe añadir que la diversidad de modelos y prácticas de información en Europa complica la tarea de comparación de datos proporcionados por las autoridades nacionales, si es que lo son. Por esta razón, la red EHRN entiende la necesidad de fijar a nivel europeo una «definición de caso de hepatitis C».

«Exhortamos a las autoridades europeas y nacionales a distinguir la hepatitis C como una grave amenaza para la salud pública», informa Nadine Piorkowsky, Presidenta de la Asociación Europea de Pacientes Hepáticos.

Para más información, consulte:
http://www.ceehrn.org/hepatitis/

Categoría: Varios
Fuente: Eurasian Harm Reduction Network (EHRN)
Documento de Referencia: Basado en un informe publicado por la «Eurasian Harm Reduction Network» (EHRN)
Códigos de Clasificación por Materias: Medicina, Sanidad; Políticas

RCN: 28454

Fuente Cordis Noticias

No comments: